Comienza por aceptarte tal como eres, en lugar de
querer ser lo que otros quieren que tu seas.

Seguidores

miércoles, 2 de julio de 2014

¿PARA CUÁNDO UN PAR DE HUEVOS FRITOS PARA LOS HIJOS?

Ninguno de nosotros jamás ha aprendido nada de las advertencias de sus padres; quizá alguna que otra vez nos ha dado por ahí y hemos seguido sus consejos.
Por suerte, sí se nos han pegado muchas cosas, pero la mayoría de verlas una y otra vez como actitud ante las circunstancias de la vida, comportamiento, trato a las personas y a las cosas (en suma educación, como se decía antes).
No obstante, y comprendiendo que cada uno tenemos  nuestra personalidad, sería bueno, tener en cuenta los consejos de nuestros mayores, aunque sólo sea para tener otro punto de vista a la hora de tomar decisiones.
Cada uno debemos tomar las decisiones que respectan a nuestra vida, todos hemos tenido una diferencia de una generación (incluso algunos de una generación y pico) con nuestros progenitores; siempre, nuestros padres, pensarán entre veintitantos y cuarenta y tantos años por detrás de nosotros, por tanto,  ellos serán los antiguos y nosotros los modernos; etc. etc. ¿a que todos lo hemos pensado?
¡Ah amigo!, pero llega la hora de comer huevos, jeje, y empiezas a comprender muchas cosas, a saber el porqué de otras tantas, y a recibir en tus carnes las diferencias generacionales que anteriormente criticabas.
Así que nada……¡Hasta que no seas padre, no comerás huevos!.

¡Anda que es mentira el refrán!