No obligues a nadie a quererte, mejor oblígalo a irse. Quien insista en quedarse, es quien realmenrte te quiere. Siempre seremos para alguien, la persona correcta que conocieron en el momento equivocado.

Seguidores

martes, 16 de junio de 2015

¿DUELE?

Pues claro que duele; todo lo que te viene sin que pienses que te lo mereces duele; duele la indiferencia de los que adoras, la falta de respeto con la que te tratan los seres a quien quieres, los engaños de las personas a las que amas, la deslealtad de los amigos, también duele; duele la prepotencia de los que comparten en algún momento tu vida, la crueldad de unas palabras dichas con intención, el abuso de tu jefe o compañeros, los juicios injustos que hacen de ti, los falsos testimonios que levantan de tu persona; duelen los destrozadores o destrozadoras de autoestima, los infames abusadores de: cuerpos, sentimientos, dinero, sexo o poder; duelen tantas cosas, que ya  nuestra alma se acostumbró a ello. Es como si tienes un dolor perenne  en la articulación de la rodilla; duele, duele bastante; pero eso no te debe impedir seguir andando, y al final, terminas andando con el dolor a cuestas.
Ahora bien, ¿Quién tiene la culpa de que te duela la rodilla?; probablemente en la mayoría de los casos has sido tú el que lo ha propiciado casi sin darte cuenta; viciándote al andar, adquiriendo malas posturas, agachándote  incorrectamente, recibiendo algún traumatismo, arrodillándote demasiado, o golpeando sin sentido… y cuando el médico te lo dice, además de dolerte, te jode.

.